Miércoles, noviembre 22, 2017
Home > TV > “Los Chismes del Gordo” explotan en La Bomba

“Los Chismes del Gordo” explotan en La Bomba

Después de 5 años apartado de la televisión venezolana José Gregorio Araujo, uno de los fundadores del espacio de farándula líder en Venezuela, regresa para dejar al descubierto los chismes que todos desean conocer sobre el acontecer farandulero.

En un set lleno de brillo, luces y mucho color José Gregorio Araujo hizo su regreso a la pantalla de Televen, específicamente en el programa “La Bomba”, con “Los Chismes del Gordo”. Un segmento en el que aborda los escándalos más sonados de la farándula internacional y comenta, con mucha picardía, todo lo que ocurre en la temporada de la belleza.

El “Gordo bello”, como se hace llamar, regresa a los pasillos del canal de Horizonte, esos  que le vieron dar sus primeros pasos en la televisión nacional, con una gran sonrisa en el rostro y un derroche de alegría que no puede ocultar, asegurando que se siente en casa.

En un sillón negro se va despojando de su personaje mientras confiesa  que siempre ha considerado a “La Bomba” como su hijo, y volver a ella resulta un sentimiento indescriptible. Se acomoda para conversar sobre este nuevo proyecto que lo trae de regreso a Televen definiéndolo como un espacio en el que tiene la oportunidad de reinventarse con la creación de un personaje de corte internacional, que también le da carta abierta para hablar de su fuerte: los certámenes de belleza.

Acompañado por lágrimas en los ojos se remonta al pasado y recuerda las primeras reuniones junto a Karla Samaniego – productora ejecutiva del programa – y el equipo que les acompañaba, de ellas surgieron las ideas iniciales que dieron vida al espacio que está próximo a cumplir sus diez años ininterrumpidos al aire.

Con la voz quebrada y un profundo sentimiento de orgullo menciona que desde entonces han tenido números históricos en su rating y espera se siga manteniendo como el programa número uno de farándula del país.

Mostrándose con mayor madurez y como conocedor de la materia, Araujo presenta una proyección a futuro enfocada en preservar la unión del nuevo equipo de trabajo, el cual asegura está conformado por grandes profesionales.

Entre risas hace referencia a la poca experiencia que tiene con las redes sociales, que sin duda le han dado un gran recibimiento posicionándolo en los primeros lugares de tendencia nacional cada vez que se trasmite el segmento que conduce.

¿Qué significado tiene para José Gregorio Araujo regresar a La Bomba?

Yo siempre lo he dicho y lo comparto con Karla Samaniego: “La Bomba” es nuestro hijo. Comencé en este canal con “Lo Actual” y después surgió la idea de hacer un magazine de farándula para la mañana. Mi lema es que en la farándula hay que actuar y jugársela para que el chisme pueda cuajar, hay que ser jocoso y hasta ahora ha funcionado.

Cuando la Junta Directiva me llamó no podía negarme. Siempre voy a apoyar al programa en su metamorfosis y quiero que perdure. Me sentí emocionado.

¿Cómo describe el segmento “Los chismes del Gordo”?

–  Yo quería que se llamara “Las Tramoyas del Gordo” porque siempre voy a buscar imprimirle mi sello y lo llevo así a todos los chismes que doy, le trato de meter mi esencia. Le pusimos “los chismes” por un tema más internacional y “gordo” bueno, evidentemente porque soy gordo (risas).

¿Cuáles son tus expectativas en esta nueva etapa?

– Lo que más espero es que “La Bomba” continúe siendo el programa  número uno de farándula del país, porque siempre dio números históricos. Fuimos el primer programa que en su semana de arranque arrojó números comparados con el capítulo final de “Betty la Fea”, el “Miss Venezuela” y hasta con un “Miss Chocozuela” que tenía siempre el primer lugar de rating.

¿Cómo se proyecta “El gordo bello” a futuro?

– Yo pienso que vamos bien, esto va a ser para largo porque La Bomba es insigne a Televen.

 ¿Qué aspectos sientes que cambiaron en estos 5 años fuera del aire?

Bueno, la madurez en mi vida personal. En lo profesional siempre me estuve preparando, viendo muchos programas, leyendo, dictando talleres, entre otras cosas. El descanso me hizo mucho bien.

Texto: Televen